jueves, 6 de agosto de 2009

TOMINE


Hace tiempo que me fascina Tomine. La aparente sencillez de sus historias lleva una carga emocional muy potente. Sus personajes son perdedores que juegan en la gran ciudad. Trata las relaciones afectivas con una naturalidad apabullante, haciendo fotocopias de nuestras vidas (y nuestras miserias) con cotidianidad. El sexo no tiene tapujos y hay cabida a todas las sexualidades conocidas y por conocer sin resultar raro o excéntrico.

Tal vez ‘Shortcomings’ sea mi cómic favorito, por su desarrollo. Pero hay pequeñas historias en ‘Sonámbulo’ y ‘Rubia de verano’ que me parecen sorprendentes, como ‘Larga distancia’, donde hay un análisis de las relaciones en la distancia.

Creo que Tomine sabe usar su pluma en la privacidad urbanita, en aquello que callamos, que obviamos, en los silencios, en las palabras no dichas. Eso es lo fundamental en su universo.

2 comentarios:

sobreunanube dijo...

Yo conocí a Tomine con Sonámbulo y me gustó pero Shortcommings se sale.

Tiene un ojo clínico para las relaciones de pareja que en más de una ocasión me hace subir los colores.

Salut.

gabkarwai dijo...

Llega donde no ha llegado nadie. Para cuando una adaptación a cine?