martes, 15 de diciembre de 2009

AQUELLO QUE SUPONE ESCRIBIR Y NO PONE EN NINGÚN MANUAL DE GUIÓN


Siempre he pensado en el plus de peligrosidad que tiene nuestro oficio.
Lo sé, no vamos a la obra o a pintar (bueno, en mi caso sí estuve un tiempo trabajando de pintor, pero de brocha gorda!), pero tiene otras peculiaridades que ni Linda Seger, Ni McKee (el real y el parodiado), ni Syd Field han tenido en cuenta, como por ejemplo:

- Acostarte tarde por una idea que te ronda. No te dejan las ideas dormir. Si es que...

- La soledad del teclado de fondo.

- La idea que no sale y que te puede llevar estar 3 horas delante del teclado (y lo que pasa es que te pones a mirar webs y blogs y te olvidas de la idea buena).

- Mermar tu vida social. No tener temas de qué hablar con tus amigos no trabajadores del sector.

- No saber como va tu equipo de fútbol (en este caso el Valencia, por supuesto, ¿Cómo va?).

- Las prisas para mandar tu guión a una subvención, a un premio, a un amigo, a un productor.

- La cantidad de libros que lees a lo largo de tu vida, y de los que solo te quedas con una frase, mejor, con una palabra, o tres: perseverancia, perseverancia, perseverancia.

- Lo que te jode ver buenas películas. Siempre piensas: yo quería haber escrito eso, leñe.

- Por el contrario: lo que reconforta ver malas. Ves, yo lo hago mejor, seguro.

- La libretita al lado de la cama. Ver que solo escribes chorradas noche tras noche. Ya lo decía Billy Wilder.

- Estar oído avizor en el bus, el metro, en la cola del supermercado, en un parque, donde sea. Eres más cotilla que la vecina!

- Los dolores de espalda (mal común). Deberían hacer un homeópata, fisioterapeuta o lo que sea para guionistas. Se iba a forrar el tío!

- Los post it. Los inventaron para nosotros, no? Buscar la idea que habías apuntado en aquel para cruzarla con la que tienes en este.

- Por extensión, las libretas para ideas. Esta para la peli, esta para la tv-movie, esta para el docu, esta para la obra de teatro, esta para...

- Asustarte pensando que no quieres llegar al día que escribas por dejadez, que lo haces por amor a tu trabajo, aunque sea en un documental sobre el crustáceo marino, pero que divertido era el maldito crustáceo.

- Las reuniones con otros guionistas. Parecen el disparador de ideas absurdas, de proyectos, vamos que no somos realistas, que de ‘a cuanto está el pan señora’ no se habla.

- Pensar en lo que realmente te pierdes mientras estás tecleando y que mientras escribo esto, ella ya está en la cama esperándome. Bona nit :)

Podéis seguir...

5 comentarios:

Galahan dijo...

Ei!
Que yo sí sé como va el Valencia: Be.
Está cuarto, a 2 puntos del tercero. Asequible todo por ahora. Buen equipo este año!
Jeje. Excepto esto, estoy de acuerdo con todo lo demás, todo muy cierto!

Un saludo.

sobreunanube dijo...

Estar de vacaciones a miles de kilómetros de casa y entrar a un cyber para ver si contestaron de ese trabajo del que te dijeron te dirían algo después de navidad.

Como óbviamente no contestaron entras al blog de Gab a ver que se cuenta.

Salut.

Nacho López Murria dijo...

¿y lo que aprendo de usted?

Xavi dijo...

no gaste usted dinero en libretas, una buena idea no se olvida, ni siquiera si la has tenido antes de dormir y no te apetece levantarte a apuntarla porque hace frío. Por otro lado, esas ideas nocturnas suelen ser bastante malas, confíe más en las vespertinas, cuando abra los ojos y escriba un rato en el techo. Lo de los dolores de espalda, conozco un japonés que hace maravillas a un módico precio (que preferirías que fuese una japonesa, pues oye... de esas no conozco, lo siento) Trate de volver a trabajar como pintor de vez en cuando para volver a hablar con el resto de gente normal, de cosas normales. Escriba acompañao para evitar la soledad de las teclas. Deje las libretas, hombre! Nunca salga del cine pensando en que la película que ha visto es la que le hubiera gustado hacer - le hará sentirse inferior - ni tampoco lo contrario, coño, tampoco sea así, hombre, cada cual hace lo que puede, oye. Que no, que no toques las libretitas... Qué manía! Usted sólo hace vida social con las libretas y eso no le sacará de este sinvivir que usted padece. No llame a guionistas, ni dramaturgos, ni gente de la farándula, no quede con ellos, no los salude por la calle ni conteste a sus llamadas ni mails. No lea esto. Escoja bien los libros que lee, antes de perder el tiempo por una frasecilla que, sospecho, le habría gustado escribir! No se atormente, hombre, y vaya al japo que conozco, que relaja un montón. Y si una idea te ronda por la cabeza antes de irse a dormir, dígale que le ronde a su parienta, así ella se quedará pensando en ella y usted podrá dormir tranquilo. A veces tener más espacio en la cama ayuda a ¿tener ideas? No, a dormir. Y estos son mis consejos de hoy y... que no! Que no hace falta que se los apunte en la libretita, joder!

Un abrazo
(ya vi la promo del Veo, ya tengo ganas de descubrir cómo te lo has montado...)

gabkarwai dijo...

Galahan: Gracias por ponerme al día con el Valencia: Camarasa! (Ai no que ya no juega)

Sobreunanube: Que vaya bien esas vacances y que tingues eixe curro.

Nacho: Ni te voy a poner un positivo por eso, jeje (es que es uno de mis alumnos)

Xavi: es que soy mu' tradicional, me quitan mi libretita y me dejan huérfano. Ya me hablarás de ese japonés y a ver si quedamos que tenemos mucho de que hablar. Lo sé, voy muy liado, pero haremos un güeco!