sábado, 13 de diciembre de 2008

ESCRIBES O DIRIGES? (5) MAXI VALERO


Conocía su trabajo por haberlo visto en pantalla, pero este año he tenido la suerte de compartir mesa con Maxi Valero. Maxi, aparte de ser guionista, trabaja como compositor de cine. Y es que son dos trabajos que tienen una gran carga de sensibilidad y precisión. Entre sus trabajos como guionista destacan dos largometrajes: El primero de ellos La estancia, es un preciso ejercicio de giros y actores (solo 2) y un guión de relojería, a la manera de La huella. En el segundo, se nos desmarcó con un drama con todas sus raíces: Escuchando a Gabriel (no se si es que me lo dedicaba, porque yo canto fatal y tocar instrumentos, peor aún). Fuera bromas, este gran guionista (en todos los sentidos, que tío más alto!) ya se ha lanzado a la dirección con un corto de animación La llave. Ahora prepara su primer largo como director El hombre de las mariposas. Y ahora Maxi Valero, adelante.

- Escribes o diriges?

Escribo y dirijo, y aún no sé por qué. Este oficio llama a tu puerta, y si le dejas entrar te tiene atrapado para toda la vida. Es la creación en estado puro, se instala en tu mente, y ésta, nos pasa a todos los guionistas, empieza a vibrar en otra dimensión, día y noche, día y noche, creando, fabulando, soñando historias y es imposible dejarlo. Aún cuando las circunstancias exteriores son adversas y te repites mil veces por qué me dedico a esto, y no soy un ser humano “normal”, con otro oficio que me de una estabilidad vital. Imposible. Mi mente sigue creando, en las situaciones más insospechadas, en los momentos más delicados. Cuando estás delante del folio en blanco, en silencio, a punto de comenzar una nueva historia, te sube la adrenalina, y el placer de ese instante no tiene palabras.

- Inicios, estudios y primeros trabajos. Sensaciones.

Escribí mi primer guión a los 16 años. Desde antes tenía claro que el cine era mi pasión y me había marcado desde niño. Era un joven despistado, imaginativo, silencioso, bastante rarito y obstinado. Ese primer guión fue un largometraje que me costó un año terminar y tenía alrededor de 200 páginas con tropecientas mil secuencias. Una locura llena de ingenuidad y pasión. Mi padre lo leyó y me dijo que me dedicara a esto, pero que buscase una escuela para aprender las leyes básicas que todo guionista conoce para organizar el caos que había trasladado a esas 200 páginas; y que no estaría mal que empezase escribiendo cortometrajes. La compresión y apoyo de mi padre fue el empujón perfecto para fijarme como objetivo: ser guionista, aprender cine, dirigir.

- ¿Con qué trabajo te sientes más lleno, orgulloso, confiado, etc, y por qué?

Es curioso que aún no me sienta orgulloso de ningún trabajo. No sé si es por mi nivel de exigencia, o lo que exijo a los demás. Soy bastante obsesivo con el trabajo. Escribir exige un alto nivel de disciplina, concentración y autoexigencia. Desde hace 15 años, escribo todos los años al menos un primer borrador de largometraje, varios cortometrajes, y alguna que otra novela. No tanto para ser producido, sino para no perder mano a la hora de escribir. Es como un buen músico profesional que debe estudiar y ensayar música todos los días al menos seis o siete horas. Escribir es lo mismo. Hasta ahora, casi todos mis trabajos han sido dirigidos por otros directores, y los resultados han sido buenos, pero ahora me encuentro en una etapa de cambio porque me siento preparado para dirigir mis propias historias.

- Cuando escribes / diriges, ¿Qué herramienta / estrategia utilizas a menudo que te surja efecto?

Cuando escribo siempre tengo encima de mi mesa un papel inicial, donde tengo escrita la idea primordial. Aquel concepto, sensación, motivación que me produjo la necesidad de contar esa historia. Y sé que no debo perderlo, pues si concluido el guión he perdido la idea primordial es que algo ha fallado. En el largometraje Escuchando a Gabriel, la idea primordial era “el perdón”. Palabra fácil de escribir pero difícil de ejecutar en esta sociedad en la que vivimos, y a partir de ese concepto relaté toda la historia, con la satisfacción de no perderlo por el camino de la escritura. Creo que es algo fundamental para todo guionista que la idea inicial no se pierda y llegue al espectador, de lo contrario la película se hace confusa. Después trazo una línea de tiempo en tres actos donde señalo con flechas muy claramente el detonante, el conflicto, y la evolución de la historia hasta el clímax. Ese esquema, para mi, es también esencial, y como norma no me salgo de él. Esos son mis dos pilares esenciales.

- Recomienda un libro y una peli y porqué estos y no otros.

Aunque para gustos lo escrito, tengo un libro de cabecera que es El nombre de la rosa. Soy fan de Umberto Eco desde mi adolescencia, y esta novela reúne mis dos pasiones, la novela policiaca: intriga y suspense, y la historia medieval.

Películas hay muchas, pero tengo una muy pequeñita, extraña y apasionante, que es THX1138, la opera prima de George Lucas. Una historia sobre un futuro hipotético donde los humanos ya no tenemos nombres sino somos un código supeditado a las órdenes del gran hermano. Apasionante.

- Estás con un joven guionista / director. ¿Qué consejo le darías?

Haz lo que quieras, pero hazlo. Trabaja mucho y muy duro. Sobre todo si eres guionista, escribe, escribe mucho, todos los días a ser posible, suelta la mano, como un pintor o un pianista. Un día un profesor de guión, el maestro Manolo Matji, me dijo: “Escribirás un montón de mierda, pero al final saldrá un champiñón”.

- ¿Algo que añadir?

Ser guionista es una profesión, aunque muchos productores no lo crean. Sin embargo, es la peor profesión del audiovisual, paradoja que hasta que no se llegue a entender, siempre se hablará de crisis en el cine español.

- Gracias Maxi. A preguntar compañeros.

2 comentarios:

guionistaconrayban dijo...

Suscribo todo lo que Maxi dice sobre Manolo Matji, maestro de maestros, probablemente el mejor guionista vivo de este país y además, excelente persona, que tampoco es tan fácil.

Y sobre "My blueberry nights", estás cerca de acertar en lo de "versión americana de Chungking Express", pero no te destripo nada. Cuando la veas, dímelo y la discutimos.

Un abrazo

RayKarWai

Txemita dijo...

Saludos!
Encantado de pasarme por este blog. Tiene muy buena pinta y prometo seguir visitandolo.
SOy un apasaionado del cine, me veo todo lo que puedo y algo mas a veces. Estudie guion cinematografico en la escuela juan antxieta de bilbao, y
aunque todavia no ha llegado mi oportunidad, estoy seguro de que llegara :)
Si os parece os dejo una web de libros de cine que espero os sea de vuestro agrado.
Un saludo y hasta pronto.