domingo, 3 de abril de 2011

GUÍA RÁPIDA DE MANUALES (DE GUIÓN)

Post publicado originalmente en guionistasvlc.


Desde el 2007 que arranqué mi blog sobre guión, ha habido una sección que siempre me ha gustado escribir: el libro del mes. Soy un infatigable lector y me gusta leer todo lo que se cuece en el mercado sobre guión y escritura. Así que voy a haceros, a grosso modo, una batida rápida por todas las referencias que hay en mi biblioteca. Una frase, un comentario y, a la siguiente. Y os enlazo con lo que puse en el blog. Ni que decir que podéis añadir en los comments aquellos libros que os hayan interesado y no comente.

LOS CLÁSICOS

Se considera la Biblia del guión El guión de Robert McKee. Yo tengo que admitir que se me atragantó la primera vez que lo cogí. Es excesivo. Si algo tiene a favor es la meticulosidad en planteamientos (todo tipo de estructuras cinematográficas y su significado) pero requiere tiempo y paciencia. Ideal si estáis atascados en el 2º acto.

Un clásico: El libro del guión de Syd Field. El primero que leí con 19 años. Me grabó a fuego términos como plot (a mi me sonaba a chino) o tramas, subtramas y suceso inductor.

Otra que fue importante en mis inicios fue Madeline DiMaggio. Con Escribir para televisión nos daba herramientas clave para darle a la tecla. Hay algunos conceptos / ideas que todavía trabajo desde que la leí: “Identifique las relaciones entre sus personajes y la forma en que estas relaciones cambian a lo largo del curso de la historia. En mi taller avanzado, tengo un ejercicio donde los guionistas deben crear una secuencia de imágenes que revelen quién es el personaje o personajes, sin tener de ellos ni una sola imagen.”

Práctica del guión cinematográfico de Jean-Claude Carrière y Pascal Bonitzer + El círculo de los mentirosos de J.C. Carrière. El primero, manual de guión condensado, no cartesiano, con pequeñas píldoras: “-Lo absurdo es querer llegar a una conclusión-, decía Flaubert. Una película es todo salvo una conclusión”. El círculo... es un compendio de narraciones universales de diversas culturas que son perfectos disparadores de ideas. Imprescindible.

El viaje del escritor de Christopher Vogler, me lo recomendó una amiga consultora. Nace del concepto del viaje del héroe de Joseph Campbell, y, aunque sirve para narraciones de estructuras más clásicas (“Nueve vidas” de Rodrigo García, pro ejemplo, no podría ser comentada), lo que más me interesó en su momento fue los cuestionarios que ibas resolviendo sobre tu propia historia: “¿Acaso hay héroes solitarios que carecen de aliados?, ¿es su héroe un personaje aislado o se trata de un grupo?”.

En cuanto a comedia, indispensable, Cómo orquestar una comedia de John Vorhaus. Moldea con buen hacer, por ejemplo, la manera de crear un personaje cómico: hay que buscarle una perspectiva cómica, un(os) defecto(s), un lado humano (humanidad) y una exageración. Y en los ejemplos vemos como sacar el mejor caldo de cultivo de la comedia.

LOS PROFES

Doc Comparato fue profesor mío, y de él es De la creación al guión otro de los manuales básicos de la escritura. Más interesante para iniciados y muy esquemático. Prefiero la locuacidad de Doc en clase. Grande, muy grande.

Y otro profe: el Piti Español. Muy divertido es Fer riure per a televisió. Ya lo reseñé. Recuerdo que fue el primer libro de comedia de leí, donde entendí términos como punch line o gag, y donde descubrí porque el humor va tan unido al dolor.

Otra de mis profes (tuve la suerte de escucharla durante una semana allá por el 2000 por lo menos) fue Linda Seger, otra gurú de manual. Cómo crear personajes inolvidables y Como convertir un buen guión en un guión excelente son sus dos libros. Recomiendo encarecidamente este 2º para las tramas secundarias y como superar los escollos del 2º acto. Ahora recuerdo ejemplos que nos puso en clase sobre El fugitivo y como utilizar las escenas de acción-reacción en la trama.

AQUÍ Y AHORA

A Natxo López no lo tengo que presentar. Hay post en su blog o en bloguionistas que son impresionantes. Muy didáctico y claro es el Manual del guionista de comedias televisivas con ejemplos de las propias series donde ha trabajado (“7 vidas”) o series extranjeras (“Seinfield” sobre todo). Me quedo con un apartado sobre los rasgos de la comedia: lo reconocible, el dolor, la tensión o el timing: “Un chiste de una línea siempre será mejor que uno de cuatro.”

El tono desenfadado de Ana Sanz-Magallón hace de Cuéntalo bien, una pequeña joya sobre la escritura de guiones. Machaca bien los conceptos (objetivos de la historia, arco de transformación de los personajes,...), pero esto es algo que en pedagogía es esencial, y aunque puede parecer repetitivo, se convierte en un acierto.

Práctico y actual De los Serrano a Cuéntame –Cómo se crean las series de televisión en España- viene muy bien para situarte en el aquí y ahora de la ficción española en las cadenas. Con este seria interesante que os hicierais con el documental De los Serrano a Cuenta atrás que hizo Canal +. Es una manera de ver por dentro las series. Y como completo en el 2007 salió Como crear una serie de televisión de Gonzalo Toledano y Nuria Verde que te pone los pies en tierra sobre lo que vemos en la actualidad y con qué parámetros trabajar y poder crear tu serie.

Ahora leo: Una risa nueva; posthumor, parodias y otras mutaciones de la comedia. Solo puedo decir que el artículo de los Venga Monjas es delirante. El libro es una manera fresca y directa de ver hasta que punto la comedia a cambiado sus maneras. Ya os comentaré más adelante.

OTRAS REFERENCIAS

La semilla inmortal y Yo ya he estado aquí (ficciones de la repetición) de Balló y Pérez.

Mientras que el primero nos remite a los mitos primigenios y los grandes clásicos para luego ver como los utilizamos frecuentemente en el cine; el 2º es sobre todo una herramienta estupenda para sistematizar los conceptos de serialidad.

Ray Bradbury escribió una serie de ensayos sobre creación en Zen en el arte de escribir. No es sobre guión, pero es valiosísimo para escribir: “El atleta llega a correr diez mil kilómetros para prepararse para los cien metros. La cantidad da experiencia. Sólo de la experiencia puede surgir calidad. El artista aprende a omitir.”

David Mamet ha escrito muchos libros sobre la narración, los actores, la dirección, o Hollywood. Su última fechoría Bambi contra Godzilla, que ya reseñé, reparte a diestro y siniestro a la industria norteamericana, además de dar perlas sobre el cine de nuestro tiempo: “Stanislavski dijo que los últimos noventa segundos son los más importantes de una obra. la sabiduría popular de Holywood lo expresa de la siguiente manera: da un giro en los últimos dos minutos, y vivirás muy bien. Da otro giro en los últimos diez segundos y podrás comprarte una casa en Bel Air”.

A otro orden corresponde Me odiaría cada mañana una especie de autobiografía sobre la convulsa vida del guionista Ring Lardner Jr. Perseguido por la caza de brujas del senador McCarthy, Lardner nos relata su trayectoria vital. Y aunque no es que sea un libro de guión, sí que contiene fantásticas reflexiones sobre el oficio, y una vida que destila escritura y alcohol a partes iguales.

NO TODO VA A SER GUIÓN

Y solo tres referencias no guionísticas: Un libro de cabecera es Notas sobre el cinematógrafo de Robert Bresson, una ametralladora de aforismos que terminas con ganas de empuñar una cámara para rodar; El diario de rodaje de “A ciegas” de Fernando Meirelles, un cineasta admirable que nos demuestra con pequeños textos, grandes dosis del frenesí del rodaje y de la pulsión de su cine. Y además, El arte del montaje, una conversación entre Walter Murch y Michael Ondaatje, que me recomendó un montador, porque allí, en la sala de edición es el lugar idóneo para redondear un guión. Todo guionista debería tener conciencia de lo que se hace en esas salas, todo guionistas debería leer algún libro de Walter Murch.

Bueno. No he llegado a reseñar todos porque muchos están ahí en la estantería y no los he leído, o peor, si los he leído no lo recuerdo. Espero vuestras propuestas.

Os dejo con al amigo McKee (o su peor enemigo, jejejeje).